Las playas de Huelva tienen ese sabor a salvajes, a vírgenes, ya que son muy pocas las que se encuentran en zonas pobladas o urbanizadas. Por lo general son grandes extensiones de arena donde poder relajarse y disfrutar del sonido del mar y de alguna bandada de gaviotas.

Al ser playas tan extensas es muy normal no tener gente alrededor, solo con apartarse un poco de los diferentes accesos. La imponente presencia a sus espaldas del parque Nacional de Doñana o del parque natural hace que la experiencia se convierta en única y nos invite a dar grandes paseos por la orilla del mar.

Huelva es un paraíso no solo por su naturaleza casi virgen, sus vinos del condado o su deliciosa gastronomía, nada es comparable a una buena ración de gambas blancas de Huelva, un plato de jamón de Jabugo, el delicioso placer de comer unos chocos con papas o unas habas enzapatás. Los chiringuitos en la costa ofrecen cualquiera de estos manjares.

En realidad Huelva tiene una gran y única playa que pareciera que no tiene fin, si partimos de la desembocadura del Guadalquivir está la gran extensión del Coto de Doñana, un impresionante espacio totalmente virgen y por donde da gusto hacer kilómetros andando por la playa. Matalascañas rompe con esta continuidad y se transforma en playas urbanas, mas pequeñas y totalmente textiles pero a partir de aquí, y por un espacio de mas de 30 kilómetros tenemos otra gran extensión de playa maravillosa. En toda esta costa la arena es fina y rubia, pasando a ser en algunos puntos de una textura muy fina.

Donde está Rompeculos ?

Entre las localidades de Matalascañas y Mazagón, por la carretera A-494 tenemos varios accesos a la playa mejor o peor señalizados. Exactamente a la altura del km 32.6 está el acceso a la playa de Rompeculos que es la que intentaré describir en este artículo.
Respecto al curioso nombre de esta playa hay varias versiones, resulta que desde el siglo XIX las gentes de la zona llaman a este rincón onubense de esta manera por el cauce de agua irregular que rompe la línea de dunas abriéndose camino hacia la playa, justamente el que usamos en la actualidad para acceder a esta playa. Otra de las versiones es que como toda esta zona de mar tiene muy poco calado, con la marea baja los barcos que se acercaban a la costa rompían sus bajos o culos y encallaban.


En cualquier caso la playa es un auténtico paraíso, enmarcado en una pared de dunas con variado tipo de vegetación que llega hasta el mismo borde. Tengamos en cuenta que el sistema de dunas es móvil, los médanos de arena se desplazan constantemente y de año en año podemos observar evidentes cambios. La vegetación que nos encontramos en esta parte de médanos es básicamente pino piñonero, pero abunda como en toda la costa el enebro marítimo, la retama, el tomillo, el romero o la zarzamora por citar algunos.

Mas datos sobre como llegar

Llegados al aparcamiento hay una caseta con un guarda que está durante los meses de verano y al que hay que pagar 2 euros para acceder y que te da un justificante con el logo de la Junta de Andalucía. El sitio muy limpio y ordenado tiene una capacidad 220 plazas.
Otra de las maneras de llegar a esta playa es por el carril bici que une las localidades de Matalascañas y Mazagón, un sendero de grava apisonada en bastante buen estado.

 

A continuación hay una pasarela de madera de unos 500 metros que se instaló hace unos pocos años y que trascurre a la sombra de frondosos pinos piñoneros y nos lleva justo hasta el pie de playa donde a través de una pequeña rampa estamos ya en la arena.

 

 

 

Llegados a este punto nosotros iremos hacia la izquierda mirando al mar que es la parte nudista o mixta en muchos casos, hacia la derecha es textil exclusivamente.

La playa en bajamar puede llegar a medir hasta 100 metros y unos 40 metros con marea alta, con lo cual es ideal para decidir si poner tu sombrilla en arena seca, sitio tranquilo y al reparo de la duna o cerca del mar. En cualquier caso siempre tienes la posibilidad de andar un poco mas y apartarte de otros usuarios. No hay servicios permanentes, solo algunos años han instalado un chiringuito justo al pie de la pasarela, y papeleras y contenedores de basura.

Como curiosidad comentar que por obra del destino, o del cambio del viento en ese momento, esta entrada y pasarela se salvó del pavoroso incendio que sufrió toda esta zona el 26 de junio del 2017. Milagrosamente el fuego pasó por el otro lado de la carretera, suerte que no corrieron otras playas y accesos de la zona.

Fuente:  Desnudízate

 

Centro de preferencias de privacidad

Cookies Necesarias

Se usan para almacenar tu nombre, correo, IP y demás datos que dejas en los formularios de comentarios, contacto, acceso y tus preferencias de privacidad.

gprd, NID

Cookies de Terceros

Usamos cookies de terceros en las que se almacenan externamente para conocer tus usos de navegación, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales.

en proceso...